(El reproductor de audio puede detenerse pulsando la tecla Escape o parándolo en el icono de abajo)

viernes, 17 de febrero de 2017

Hyperloop: viajando por un tubo.


Entrevista radiofónica a Manuel Martínez, diseñador de uno de los proyectos.
¿Os imagináis allá por 2037, viajando de Sevilla a Barcelona en menos de una hora, en unas cápsulas que se desplacen, sin conductor y con energía absolutamente limpia, por el interior de tubos al vacío propulsados mediante levitación magnética y motores de inducción? Eso es Hyperloop, el transporte del futuro. En agosto se decidirá quién ha ganado el proyecto de diseño, que se presentó a concurso. Algunos estudiantes españoles de grado y máster decidieron probar suerte con sus ideas: ¿tendrán éxito? Dentro de diez años, Hyperloop se destinará al transporte de mercancías, ¡y las personas lo usaremos en unas dos décadas! ¡Huy! Con lo que yo viajo, me vendría de escándalo. Entonces tendría alrededor de sesenta, y espero que mis ganas de conocer mundo permanezcan inalteradas.
Desde aquí expreso mi deseo de que estos jóvenes españoles cosechen mucho éxito, independientemente de si ganan o no la apuesta Hyperloop. Nuestra ciencia necesita muchas inyecciones, mas parece ser que los presupuestos van a ir destinados a defensa en detrimento del progreso. Seremos unos burros que se peleen mucho, retrocediendo así en nuestra concepción del universo y dando pasos firmes hacia un desastre seguro. ¿Vamos a arrojar por tierra tantos avances como ha alcanzado el Homo Sapiens Sapiens a lo largo de miles de años? ¡Sería imperdonable!
VIVAT SCIENTIA!

2 comentarios:

  1. ¡Toda la suerte del mundo para esos científicos! ¡Guau, sería espectacular, reduciría un montonazo la distancia entre las diferentes ciudades! ¡Viva la Ciencia, sí señora!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hala! Creo que estamos confundiendo magnitudes. Reduciría el tiempo, que es algo bien distinto..., o, si me apuras, la distancia temporal: ¡ja, ja, ja!

    ResponderEliminar